Seleccionar página

Malestar entre las juntas de vecinos de la comuna luego de que la municipalidad decidiera suspender sorpresivamente el contrato de concesión con la empresa encargada de la mantención de las plazas el pasado 31 de diciembre. Es por eso que variadas agrupaciones vecinales estarían trabajando en una carta de reclamo dirigida a la máxima autoridad de la comuna, alegando una despreocupación hacia las áreas verdes además de dejar a más de 600 personas sin una fuente laboral. Esta situación ha generado un clima de incertidumbre, no sólo entre los trabajadores, que de un día para otro se enfrentaron a la cesantía, sino que también produce una completa negligencia hacia la comunidad, puesto que vecinos de varios puntos de la comuna se han visto en la situación de tener que utilizar recursos propios para intentar evitar la sequedad del pasto ya que muchos puntos verdes se han secado o simplemente convertido en tierra.

De esta preocupante situación es posible desprender interesantes cuestionamientos, uno de ellos es la interrogante del repentino término del contrato, esto ante la posibilidad de prórroga de tres meses luego de la notificación de término de contrato mientras se trabaja en una nueva concesión. Pese a esto, desde la municipalidad informaron, a un selecto grupo de juntas de vecinos, que el servicio se repondría dentro de una semana, plazo que está próximo a cumplirse. 

Otro punto que ha generado cuestionamiento entre los vecinos es la poca empatía y la posible intencionalidad de influencias de cara a las elecciones municipales de octubre del presente año, además de la complicidad del concejo municipal en su totalidad, puesto que existe respaldo a esta acción. 

Noticia en desarrollo.